Agradecimientos:

Heredad de la Cueste
Hotel Torrecerredo
El Fogón de Cus
Últimos artículos en esta categoría:

Primera semana: Asturias y Cantabria
domingo, 12 septiembre 2010
Categoría: Crónicas    

   
  Por fin comienza nuestro viaje y no podría ser mejor: el norte de España nos ofrece unos paisajes espectaculares y unas gentes que nos hacen olvidar que estamos ya fuera de casa.
 

Tan sólo una semana y tenemos la sensación de haber salido de viaje hace ya mucho tiempo; son tantas las experiencias vividas, la belleza de rincones que hacen inútiles las palabras y sobre todo  la cantidad y calidad de nuevas sonrisas que hemos conocido que sólo con estos siete días habría valido la pena ya todo el viaje. Paisajes de ensueño y paisanaje que obligan a ser  optimistas, a disfrutar del día a día, a levantarte sabiendo que algo bueno te espera aunque desconozcas el donde.

Empezamos nuestra marcha con un cambio de última hora, Guindilla se queda en tierra y nuestro transporte será una furgoneta ya bautizada como Pitufón (aunque nos gusta mucho la sugerencia de Carlos Olmo de llamarla “Maramillas”). Gracias a mi hermano Pedro por prestárnosla ahora tenemos muchísima más libertad, ya que podemos dormir en ella y no nos resulta tan vital el buscar alojamiento.  


El flamante "Pitufón" frente a los picos de Europa

Aún así tardamos varios días en estrenarla como “dormitorio” porque en nuestros primeros días tuvimos la suerte de disfrutar de la hospitalidad de Jaime y su bonita  casa rural “Heredad de la Cueste”. Levantarse por la mañana con unas increíbles vistas de las montañas, un desayuno XL de productos caseros y buenos consejos fueron todo un lujo para comenzar a descubrir los Picos de Europa (mil gracias Jaime y que sepas que Amandine echa ya de menos un chupito de “zapachán” por la noche).


Nuestra primera noche con Jaime y una simpática pareja alemana en la Heredad de la Cueste.


Nuestro primer destino en Picos fue la visita obligada a los lagos de Covadonga. Allí tuvimos la suerte de conocer a Amalia, una de las últimas 4 pastoras que continua viviendo en este entorno durante la mitad del año, ordeñando el ganado y preparando el famoso queso Gamonedo.  Nos enseñó como vive en las montañas, con una austeridad que te hacen dudar de todas las necesidades que nos creamos cuando vivimos en esta nuestra “sociedad avanzada”, donde el querer y el tener son dos verbos que a menudo distorsionan el  valor de las cosas que realmente merecen la pena (media hora de conversación con una persona como Amalia es sin duda una de ellas).


Amalia, un ejemplo de amabilidad (nos invitaba a comer a los 10 minutos de charlar con ella) y una forma de vida auténtica.


Nuestros siguientes destinos fueron el  desfiladero de los Beyos y el espectacular mirador del Fito, donde la combinación de mar y montaña pareció volver loco a nuestro trípode y casi asistimos a un suicidio con cámara y todo (en serio, parecía un robot dando pasitos hacia el precipicio mientras nosotros corríamos a  sujetarlo).


Al día siguiente cambiamos de “domicilio” y nos trasladamos a Arenas de Cabrales a conocer la parte oriental de los Picos. Nos alojamos en el hotel Torrecerredo, una nueva ocasión de disfrutar de las vistas pero sobre todo de la compañía de Pilar. Nos hubiéramos quedado charlando con ella durante semanas y es de esas personas que al poco de conocerla te transmite una energía especial. Sabemos con toda seguridad que volveremos, y que además de buenos recuerdos hemos dejado allí el comienzo de una buena  amistad (Jim y Pilar, sin palabras, ojalá todo el mundo tuviera vuestra generosidad).


Amandine junto a Pilar, , con la que compartimos largas conversaciones sobre viajes y como no.. ¡sobre la vida! y que nos ofreció todas las facilidades en su hotel Torrecerredo.


La ruta del cañón del Cares, el Urrielu o Naranjo de Bulnes, las vistas desde el mirador de Fuente Dé, la ruta desde la Unquera a Potes, son imágenes increíbles grabadas ya para siempre en nuestras retinas y que nos transmiten la sensación de haber visto ya uno de los lugares más bonitos de todo nuestro viaje.

 
Las impresionantes vistas desde el Mirador de Fuente Dé, donde además pudimos admirar los juegos de un grupo de rebecos.


Por si fuera poco, estamos encontrando muchísima solidaridad y apoyo en el proyecto que nos hace afrontarlo  si cabe con muchas más ganas. Como ejemplo nos invitaron a subir en el teleférico de Fuente Dé tan sólo con explicarles la idea, sin rigurosos formularios, o peticiones formales, etc., aunque más rápido fue sin duda el alojamiento en Potes, en la Pensión Restaurante el Fogón de Chus; la primera respuesta que escuchamos tras un minuto de charla  fue “por mi encantado, venid que os enseño vuestra habitación”.


Sin duda cualquier mirador en la comarca del Liébana ofrece unas vistas impresionantes de los Picos de Europa.


Nos hubiéramos quedado muchísimo más tiempo recorriendo la comarca de Liébana, pero la ruta debe continuar. Cantabria continuó con el buen sabor de boca que ya traíamos de Asturias: San Vicente de la Barquera, las playas de Oyambre, Comillas,  la cueva de Altamira, que sólo con ver la réplica pareces entrar en una máquina del tiempo, la armonía de Santillana del Mar son algunas de las nuevas maravillas que hemos visitado y que ahora necesitaremos unos días para “digerir” y publicar en la página web. 


Una simpática pareja de ingleses nos dejó probar su "coche" frente al Mirador del Oso.


Son tantos los momentos destacables que nos parece imposible que tan sólo hayan pasado 7 días desde nuestra marcha.  Hasta hemos tenido tiempo de estrenar la cama de la furgoneta, y ahora sabemos por experiencia que al menos los sábados debemos tener cuidado al elegir el lugar donde dormir para no vernos “rodeados” por un mercado al despertarnos por la mañana.


Mañana  de nuevo en la ruta, comenzamos semana con el deseo de repetir las sensaciones que hemos disfrutado hasta ahora y que nos obligan a despedirnos con un sincero… “gracias a todos”.


Último destino de esta semana, el precioso pueblo de Santillana del Mar.

 
     
  (Con los nuevos cambios en la web hemos perdido todos los comentarios antiguos, pero esperamos pronto poder recuperarlos)  
 
comments powered by Disqus