Maravillas de España
El ProyectoQuienes somosNoticiasColaboraTus MaravillasContacto
Iconos
Blog
   Bookmark and Share    
 

Últimos artículos en esta categoría:

Sexta semana, ruta por Castilla - La Mancha.
viernes, 29 octubre 2010
Escrito por:
Jose Categoría: Crónicas    Escrito desde Valdoviño

   
  Mucha naturaleza y animales en esta sexta semana de viaje.
   
 

Mmmm.. ¿por donde íbamos la última vez? ¿Cuenca?... ejem, creo que tendremos que actualizar esto más a menudo, pero usaremos una vez más la disculpa de la conexión a internet cuando viajas, la crisis, el cambio climático, las declaraciones del alcalde de Valladolid… en fin que con estas condiciones es difícil concentrarse y mantener el blog decentemente.


Bueno, pues saliendo de Cuenca nos dirigimos a Madrid, donde nos tomamos un pequeño respiro; un par de días de descanso, visita a los amigos,  comer algo sin que esté contenido en dos trozos de pan, vamos, un par de días de vida normal antes de ponernos de nuevo en ruta, en esta ocasión en dirección a los parques nacionales de Castilla- La Mancha.  


Seguro que no es la fotografía más original de Madrid, pero uno no puede perderse una puesta de sol en el Templo de Debod si visita la capital.

Nuestra primera parada fueron las Tablas de Daimiel, en la provincia de Ciudad Real; forma parte de la Reserva de la Biosfera “La Mancha Húmeda”, aunque en los últimos años no estaba pasando por su mejor momento y estuvo muy cerca de perder su clasificación por la Unesco, debido sobre todo a la explotación de los acuíferos para la utilización en las tierras de cultivo de los alrededores.  Afortunadamente parece que la situación en la actualidad no es tan grave (gracias al aporte artificial de agua) y encontramos el humedal con bastante agua.  El parque está muy bien acondicionado para el paseo, con largas pasarelas de madera desde donde contemplar las distintas aves que encuentran en el parque su medio ideal para pasar el invierno. Vimos cigüeñas, garzas, zampullines,  e incluso un enorme grupo de flamencos; nos comentaron que el año pasado sólo había un par de parejas, pero este año son casi 200, lo que parece indicar que podemos ser optimistas en cuanto a la recuperación de este importante ecosistema.


Las Tablas de Daimiel, uno de los dos parques nacionales situados en la provincia de Ciudad Real.


Las pasarelas de madera conectan entre si las distintas islas situadas en el humedal.


Desde las cabañas de observación podemos contemplar comodamente la rica variedad de fauna del parque.

Después de unas horas de caminatas por las distintas rutas nos dirigimos a la localidad de Almagro,  un destino bastante turístico y donde destaca su Corral de las Comedias, del Siglo XVII y que constituye el único teatro del mundo de esta tipología conservado íntegramente. La plaza mayor, donde se encuentra el teatro es también de gran belleza, con sus características galerías de color verde y sus columnas de piedra.


Plaza Mayor de Almagro

Al día siguiente nos dirigimos de nuevo a visitar la otra gran reserva natural de la provincia, el parque Nacional de Cabañeros. En el camino tuvimos la mala suerte de parar en una gasolinera, con un encargado con más mala leche que Arturo Pérez Reverte de resaca en una concentración de tamborileros:


Yo: Disculpe, ¿está muy lejos Cabañeros?
Encargado: ¿Qué parte? Cabañeros es muy grande
Yo: Mmmmm… ¿la parte más cercana por ejemplo?
Encargado: ¿La más cercana a donde?


En fin, después tenemos fama los gallegos de contestar con preguntas (la verdad que pensé en preguntarle si era gallego, pero sabía que me hubiera respondido “¿Gallego de donde? Galicia es muy grande”)

Lo peor no fue la conversación si no que el buen hombre, no sé si por despiste o porque odia la humanidad (especialmente la que hace preguntas), nos llenó el depósito de gasoil en lugar de gasolina. Como teníamos el depósito por la mitad no nos dimos cuenta del problema hasta una hora después, cuando al mezclarse empezamos a echar un humo blanco que hacía desaparecer todo a nuestras espaldas.

Ya en Cabañeros, el primer día fuimos a hacer una caminata por la zona de Navalucillos, disfrutando del frondoso bosque, sus cascadas de agua y donde empezamos a ver algunas de las especies que habitan en este entorno: corzos, ciervos, cabras montesas, buitres, etc.


En el parque podemos observar ecosistemas muy diversos, desde amplios claros hasta vegetación de tipo atlántica.


El Chorro de Los Navalucillos, situado en la ruta al punto más elevado del parque, El Rocigalgo, con 1448 m.

Al día siguiente decidimos ir en 4x4 por una de las zonas más características del parque, la Raña central de Cabañeros que está considerada como el Serengueti español. La visita fue impresionante y a todo aquel que le guste ver fauna no puede perdérselo. Quizás este parque no sea el más impresionante desde un punto de vista paisajístico, pero la posibilidad de ver tantos animales lo convierten en un lugar único.


Los ciervos son muy numerosos en esta época del año en la Raña, ya que estamos al final de la berrea, cuando descienden de los montes cercanos para aparearse.


Proyectado como campo de tiro, las movilizaciones de vecinos y colectivos ecologístas permitieron convertir la zona en lo que es hoy en día: el tercer parque nacional en superficie de España (moraleja: luchar por lo que es justo en ocasiones tiene su recompensa)


Un zorro nos observa curioso ante la atenta mirada de un grupo de ciervos.


Los buitres leonados conviven con los buitres negros, el ave más grande de España con hasta 3 metros de envergadura. También podemos observar en la zona águilas reales, imperiales, etc.,


El parque recibe su nombre por las cabañas tradicionales construídas por los pastores y carboneros.

Después de abandonar Cabañeros continuamos con nuestra fábrica de humo a la localidad de Consuegra, para visitar sus famosos molinos, quizás una de las postales más características de España y donde para nuestra sorpresa nos encontramos con un numeroso grupo de japoneses.


Amandine soñando con una cama en condiciones (empieza ya a hacer frío en la furgoneta) y un plato de sopa.


... mientras yo me dedicaba a entrenar duramente para continuar con el viaje (ejem....)

Tras esta parada en tierras de Don Quijote, nos dirigimos de nuevo a Madrid, de nuevo unos días de descanso y de allí de vuelta a Galicia, donde nos encontramos ahora. Hemos terminado la primera fase del libro con un inmejorable sabor de boca y sinceramente creo que en estos dos meses he conocido más de España que en todos los años que llevo viviendo en ella. El próximo mes nos encargaremos de ir publicando en la página web  las maravillas que hemos fotografiado y saldremos de nuevo a la carretera en Diciembre, en esta ocasión rumbo a las Islas Canarias (esperamos daros mucha envidia con el clima).


No es el Amazonas, es la laguna de A Frouxeira (Valdoviño), nuestro punto de partida hace dos meses. Muchas veces tenemos las "maravillas" tan cerca que ni nos damos cuenta.

¡Hasta pronto!

 

 
 
 
blog comments powered by Disqus


 // //
 
Pie de página
Imprimir Panel de Control Email Inicio