Maravillas de España
El ProyectoQuienes somosNoticiasColaboraTus MaravillasContacto
Iconos
Blog
   Bookmark and Share    
 
Heredad de la Cueste
Hotel Torrecerredo
Últimos artículos en esta categoría:

Navidad en Tenerife
jueves, 30 diciembre 2010
Escrito por:
Amandine Categoría: Crónicas    Escrito desde Tenerife

   
  Les llaman las islas afortunadas, pero los afortunados somos nosotros por poder disfrutarlas. Impresionante primera semana en Tenerife.
   
 

Día 19 de diciembre: dejamos una fría Lisboa invernal con unos 7 grados de temperatura, y salimos de la ciudad blanca adornada con luces y guirlandas navideñas, donde el “boas festas” se desea por todas partes.

Lo decía Montaigne en su célebre “Journal de Voyage”: el “vivir físicamente” y hasta “sufrir” el viaje en su duración y distancia es parte integrante de la experiencia, es una preparación importante a las peripecias futuras, es una etapa fundamental ya que constituye el íncipit de la aventura. En nuestro caso, podemos confirmar que el recorrido de tránsito fue intensamente vivido: un total de unas 33 horas de navegación en este primer tramo Atlántico que separa Europa de América, con una mar particularmente brava. Gracias a la compañía naviera Armas que nos proporcionó trayecto y camarote, pudimos disfrutar de este oleado paseo de unos mil kilómetros hasta la isla de Madeira, y luego otra tirada hasta Tenerife, la primera isla Canaria que visitamos.


Gracias a la Naviera Armas viajamos en barco desde Portimao en Portugal a Tenerife, con nuestro flamante "Pitufón" en la bodega.

Al llegar a Tenerife, nos dirigimos instintivamente a la Playa de la Teresitas, un largo arenal de fina arena dorada en las cercanías de la capital, Puerto de la Cruz. 20 grados de temperatura más que el día anterior, y la agradable sensación de ponerse las chanclas a finales de diciembre…¡feliz navidad!


Playa de Las Teresitas y el pueblo de San Andrés al fondo.


Nuestra primera parada no podía ser otra que la playa, darse un baño en pleno mes de Diciembre es algo que no tiene precio...

Los dos primeros días en Tenerife, descubrimos Santa Cruz, que se abre con el espectacular auditorio construido por Santiago Calatrava, hoy en día uno de los símbolos de la ciudad.


Auditorio de Tenerife, del arquitecto Santiago Calatrava.


Su construción se inició en 1997 y se completó en el año 2003.



Muy cercana se encuentra otro centro interesante: San Cristobal de la Laguna, cuyo conjunto histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad. Pasear por sus calles adornadas de casas coloradas, iglesias y plazas donde nunca faltan decenas de variedades de plantas y flores exóticas nos lleva a la época colonial y transmite ya sabores de las Américas.


San Cristobal de la Laguna, antigua capital de la isla hasta 1723 y segunda ciudad más importante en la actualidad.

Más al Norte de la isla, se abre un espacio natural de gran valor ecológico y de deslumbrante belleza: el amplio macizo de Anaga, uno de los pocos bosques de laurisilva que se conserva hoy en día en Europa, y que tiene origen milenario.


Carretera en el parque de Anaga, atravesando sus frondosos bosques.

Siguiendo el camino hacia norte, nos encontramos en la zona de la playa de las Bodegas (cuyo nombre proviene de los locales comerciales allí puestos para alimentar con vino los barcos extranjeros que hacían escala), con unas vistas preciosas de las rocas que surgen en el medio de unas aguas cuya potencia deja sin palabras.


Costa Norte de la isla de Tenerife, en nuestra opinión la más bonita y salvaje de la isla.

Visitamos luego el característico centro de la Villa de la Orotava, con sus jardines floreados y sus casas señoriales cuyo ejemplo más ilustre es la famosa “Casa de los Balcones”.


La Casa de los Balcones, del siglo XVII, y dedicada en la actualidad a la enseñanza, divulgación y venta de la artesanía autóctona de Tenerife.

Pasamos luego la noche buena en la localidad de Puerto de la Cruz, dónde al no encontrar lugares de cocina típicamente canaria por la fecha que era, acabamos cenando en un restaurante chino… El marisco y las risas no faltaron, pero si, es una navidad distinta y exótica cuando de postre en vez del inevitable turrón te traen lichis y un chupito de algo rosa dulcísimo cuyo nombre aún desconozco…

No faltó el baño en una de las playas favoritas de los Tinerfeños: la playa Arena, cuyo característico color negro recuerda el origen volcánico de la isla.


En pocos sitios en el mundo puedes darte un baño con la imponente presencia de una montaña nevada de casi 4000 metros a tus espaldas.


Oleaje en Puerto de la Cruz




En los días de cielo despejado, una amplia vista del Valle de la Orotava que se extiende hasta la costa, con el Teide de fondo, se puede contemplar  desde el cercano pueblo del Sauzal, o desde el recién estrenado Mirador de Humboldt.


El valle de la Orotava desde la localidad de El Sauzal, posiblemente uno de los mejores puntos para verlo al completo.

La siguiente etapa de  nuestro recorrido por la isla fue la visita a su punto culminante, verdadero emblema del lugar y sin dudas una de las maravillas de la naturaleza en estado puro: el colosal y omnipresente pico del Teide. Con sus 3718 metros, el Teide constituye la montaña más alta de España y está ubicado en un magnifico entorno de aspecto casi lunar, formado por los volcanes y restos de lavas de sus alrededores. Subimos por el teleférico hasta tocar la nieve de las laderas (¡allí si que nos enteramos del frío de diciembre!) y pudimos contemplar una hermosa panorámica del paisaje. En estos días nos familiarizamos con el conjunto del parque nacional, parando en los distintos miradores y paseando por amplios espacios dominados por tonos rojizos, anaranjados y marrones.


Una montaña que no necesita presentación y visible desde casi cualquier punto de la isla: El Teide


Días de encuentros, con Andrés y Elena en el Parque Nacional del Teide el día de Navidad...

Y a estas alturas, el cielo está por debajo de ti: increíble sensación de flotar sobre un mar de nubes; y lo mejor: la puesta de sol al revés!


.
.. y aprendiendo a volar con Artur, un viejo amigo polaco.


El famoso mar de nubes con la Isla de Gran Canaria al fondo.


Ouuuuuummmmmmmm.... puedo seguir durmiendo en una furgoneta unos días más, puedo seguir con duchas de agua fría en la playa, comiendo bocatas, aguantando a Jose..


Tuvimos la suerte de ser invitados a subir al Teide mediante el espectacular Teleférico, sin duda una de las expericiencias que no hay que perderse al visitar la isla. ¡Muchas gracias!








Puesta de sol "sobre las nubes"... si quieres puedes bajar 10 minutos y volver a ver la puesta de sol sobre el mar; fantástico.

En compañía de unos amigos, descubrimos también las maravillas gastronómicas de la cocina canaria, entre varios mariscos, pescados, acompañados de las famosas papas arrugás con sus distintos mojos.


Con Artur, su madre y Bea disfrutando de la rica comida Canaria en un típico restaurante local (y celebrando el cumpleaños de Jose)

Otra parte espectacular de la isla está formada por los Gigantes, un conjunto de acantilados de unos 600 metros de altura. En su cercanía, se abre la zona de Mazca, el “Machu Picchu” de Tenerife, dónde hicimos una ruta de senderismo improvisada sobre unos picos de montañas que abren sobre unas espectaculares panorámicas.


Acantilados de los Gigantes, de hasta 600 metros de altura y conocidos en tiempos de los guanches como la "Muralla del Infierno"


Desde el puerto podemos unirnos a los muchos barcos que ofrecen panorámicas de los acantilados desde el mar y recorren la zona para avistar ballenas y delfines.


Los alrededores de Masca constituyen algunos de los paisajes más impresionantes de Tenerife.









La localidad de Masca, rodeada de leyendas sobre refugios de piratas y desde donde podemos bajar por un bello sendero hasta el mar atravesando los impresionantes barrancos de las montañas Teno.



Nuestros días en la isla se acaban, pero quedan muchas más cosas para ver y tendremos (obligación…¡muy agradecida!) que volver.

El próximo destino será la isla de Gran Canaria, y hasta la  siguiente crónica, os deseamos un muy muy muy ¡feliz año!




¡¡¡¡¡Feliz año nuevo!!!!!... ups, creo que nos hemos equivocado en algo, probemos al revés...


Ahora si, ¡Feliz 2011 a tod@s!

 

 
 
 
blog comments powered by Disqus


 // //
 
Pie de página
Imprimir Panel de Control Email Inicio