Risco de Faneque.
El acantilado más alto de Europa.

El Risco de Faneque, con sus 1.027 metros de altura representa uno de los acantilados más altos del mundo y el más alto de toda Europa, destacando sobre la abrupta costa del noroeste de la Isla de Gran Canaria.

A sus pies se encuentra la solitaria playa de Faneroque, desde donde podremos admirar la magnitud de este acantilado y disfrutar de las aguas del Atlántico Canario. Pero es sin duda desde su cima desde donde podremos contemplar la panorámica más espectacular; rodeados de la extensa masa forestal del Parque Natural de Tamadaba veremos un tramo de costa completamente virgen y sin urbanizar, con el inconfundible perfil de El Teide en la cercana isla de Tenerife.